Perdices de reclamo

Perdices de reclamo para cazar

Las perdices de reclamo se utilizan para cazar a otras perdices. Para esta técnica de caza, muy antigua, se utilizaban tradicionalmente perdices salvajes que eran cazadas de polluelos y que se trataban de adaptar a la vida en cautividad. Pero ya no es necesario.

Actualmente, lo normal es comprar pollos para perdices de reclamo en granjas especializadas en su cría. De este modo, el cazador se asegura de estar adquiriendo un pollo de un animal criado en cautividad y que seguramente será mucho más fácil de socializar, además de que son mucho más sencillos de conseguir.

Los cazadores con perdices de reclamo consideran esta modalidad de caza como un auténtico arte y llegan a desarrollar una verdadera pasión por la cría de sus perdices de reclamo y el desarrollo de sus técnicas de caza, que pueden llegar a ser muy diferentes de unos a otros.

En definitiva, de lo que se trata es que la perdiz, una vez abierta la veda de caza, esté en celo para que atraiga a otras aves que acuden para aparearse y pueden así convertirse en preciadas presas.

Una práctica cinegética muy respetuosa con los animales

Sin embargo, no se practica la caza con reclamo en la época de apareamiento de esos animales, cuándo se disponen a formar nidos y poner los huevos para comenzar a criar sus polluelos. Esto es así para no perjudicar en absoluto la reproducción del animal en su hábitat natural.

Se trata pues de una práctica muy respetuosa con los animales y con la naturaleza, en la que rigen estrictas reglas, como la de no cazar jamás a una perdiz que no ha sido recibida por el reclamo y que por tanto no ha entrado en lo que se conoce como la plaza.

Las perdices de reclamo son tratadas con mucho mimo y cuidado por los cazadores, especialmente antes de que comience la temporada de caza con reclamo, ya que de la buena alimentación y cuidado del animal dependerá el éxito de la empresa.

También deberá de conocer muy bien a las perdices, para poder interpretar sus cantos y sus costumbres, de modo que sepa cuándo puede cazar a las aves que se acercan y qué reclamos están realmente funcionando.

Lo habitual es que el cazador que ya tiene experiencia en esta técnica tenga al menos dos o tres perdices de reclamo para ir alternándolas y conseguir mayores probabilidades de éxito de esta manera.

0 Comentarios a "Perdices de reclamo"

Deja tu comentario