Cambios en la alimentación

Diarreas por cambios en la alimentación

Los cambios en la alimentación pueden causar diarreas y otros problemas estomacales en tus mascotas, especialmente en aquellas que son más sensibles a este tipo de modificaciones en los menús.

Un ejemplo son los gatos, los cuales pueden llegar a experimentar diarreas, vómitos y hasta cambios en el pelaje al cambiarles la marca de pienso. Y esto no quiere decir que el nuevo alimento no sea bueno para ellos, sino tan solo que no se ha introducido correctamente.

¿Cómo se realizan cambios en la alimentación?

Lo principal es que los cambios en la alimentación sean progresivos. Si se le va a cambiar el pienso a un gato se comenzará introduciendo una pequeña porción de bolitas nuevas entre las que toma habitualmente. Cada día, se aumentará la porción de las nuevas hasta que se cambie por completo de pienso.

El proceso debe de durar entre una semana y quince días según la sensibilidad del animal. Hay que ver que responde bien al cambio ya que si se observa que la nueva comida le sienta mal a pesar de la introducción quizás no sea adecuada o tu mascota tenga sensibilidad a alguno de sus componentes.

Existen piensos especiales para animales con problemas digestivos, más sensibles, que les ayudarán en el caso de que les cueste digerir el pienso normal. También los hay para animales con intolerancias o alergias a los componentes de los piensos normales. Estas intolerancias se manifiestan con vómitos, problemas de piel y también con diarreas no debidas a cambios.

La comida húmeda, un problema adicional

La comida húmeda puede dar más problemas que la sólida para realizar cambios. Por su propia consistencia es más frecuente que produzca diarreas los primeros días. Por eso, es importante introducirla en pequeñas cantidades y mezclada con el pienso sólido.

Básicamente, se sigue la misma técnica que al cambiar de un pienso a otro, pero introduciendo la comida húmeda. De esta forma, se evita que pueda dar reacción al animal.

Muchos dueños de mascotas deciden combinar alimentación húmeda con sólida para sus mascotas a fin de satisfacer su necesidad de nuevos sabores y nuevas texturas, aportando más variedad en la dieta.

La comida sólida es mucho mejor para la dentadura de los animales y mucho más limpia, pero la húmeda suele resultarles más atractiva. Por eso es bueno combinarla para que el animal tenga variedad, sabor y también diferentes aportes y texturas.

0 Comentarios a "Cambios en la alimentación"

Deja tu comentario