Juguetes para perros

Juguetes para perros nada recomendables

Hay ciertos juguetes para perros muy populares pero que no obstante no deberían de dárseles en determinados casos ya que pueden acabar generando problemas. Vamos a hablar sobre ellos:

-Juguetes sin control. Lo primero que tenemos que tener en cuenta al darle un juguete a un perro es que sea  un juguete que haya pasado los controles legales. Algunos juguetes usan pinturas que pueden ser tóxicas o tienen piezas que pueden ser tragadas por el animal causándole asfixia.

Aunque pueda parecer que estas recomendaciones son para niños, que también lo son, no hay que obviarlas en los perros que sufren los mismos riesgos.

-Juguetes de bebé. Es habitual darle al cachorrito peluches o juguetes de bebé. Nos hace gracia verlo jugando con ellos y nos parece muy tierno. Hay personas que incluso les dan chupetes a sus perros.

El problema aparece si hay un bebé en casa, ya que el perro no va a saber distinguir qué juguetes son del niño y qué juguetes son suyos. Esto puede acabar causando problemas y conflictos, por eso, si se tiene pensado tener un niño, lo mejor es no darle este tipo de juguetes al perro.

-Cosas personales viejas. Al perro le encanta robar zapatillas, así que en lugar de corregirle acabamos regalándole la zapatilla vieja pensando que se va a conformar. Pero ni mucho menos. En su cabeza esto ha sido una victoria, quería eso y lo ha conseguido.

Por tanto, cuando compres zapatillas nuevas, irá también a por ellas ya que no tendrá constancia de haber hecho nada malo cuando se cargó la primera, al contrario, fue recompensado.

-Otros animales. Parece evidente, ¿no? Pero sigue habiendo gente que alentada por ciertos vídeos en Internet deciden traer a un animalito para que su perro juegue, como un pájaro o un roedor. Esto puede acabar en tragedia fácilmente, ya que aunque delante nuestra parezca que todo va bien, en cualquier momento se pueden torcer las cosas.

Y no es necesario que el perro sea violento, simplemente el juego puede ser demasiado intenso para otro animal y acabar causándole daños o incluso la muerte de manera accidental.

Lo mejor es que los juguetes para tu perro se compren en una tienda de animales, con todas las garantías. Allí te pueden aconsejar sobre los juguetes más populares para los diferentes tipos de perro o para los diferentes tamaños, de modo que tengas muchas más posibilidades de acertar.

 Vamos a hablar sobre ellos:

 

-Juguetes sin control. Lo primero que tenemos que tener en cuenta al darle un juguete a un perro es que sea  un juguete que haya pasado los controles legales. Algunos juguetes usan pinturas que pueden ser tóxicas o tienen piezas que pueden ser tragadas por el animal causándole asfixia.

Aunque pueda parecer que estas recomendaciones son para niños, que también lo son, no hay que obviarlas en los perros que sufren los mismos riesgos.

 

-Juguetes de bebé. Es habitual darle al cachorrito peluches o juguetes de bebé. Nos hace gracia verlo jugando con ellos y nos parece muy tierno. Hay personas que incluso les dan chupetes a sus perros.

El problema aparece si hay un bebé en casa, ya que el perro no va a saber distinguir qué juguetes son del niño y qué juguetes son suyos. Esto puede acabar causando problemas y conflictos, por eso, si se tiene pensado tener un niño, lo mejor es no darle este tipo de juguetes al perro.

 

-Cosas personales viejas. Al perro le encanta robar zapatillas, así que en lugar de corregirle acabamos regalándole la zapatilla vieja pensando que se va a conformar. Pero ni mucho menos. En su cabeza esto ha sido una victoria, quería eso y lo ha conseguido.

Por tanto, cuando compres zapatillas nuevas, irá también a por ellas ya que no tendrá constancia de haber hecho nada malo cuando se cargó la primera, al contrario, fue recompensado.

 

-Otros animales. Parece evidente, ¿no? Pero sigue habiendo gente que alentada por ciertos vídeos en Internet deciden traer a un animalito para que su perro juegue, como un pájaro o un roedor. Esto puede acabar en tragedia fácilmente, ya que aunque delante nuestra parezca que todo va bien, en cualquier momento se pueden torcer las cosas.

Y no es necesario que el perro sea violento, simplemente el juego puede ser demasiado intenso para otro animal y acabar causándole daños o incluso la muerte de manera accidental.

 

Lo mejor es que los juguetes para tu perro se compren en una tienda de animales, con todas las garantías. Allí te pueden aconsejar sobre los juguetes más populares para los diferentes tipos de perro o para los diferentes tamaños, de modo que tengas muchas más posibilidades de acertar.

0 Comentarios a "Juguetes para perros"

Deja tu comentario