Traductores de maullidos

Traductores de maullidos: ¿Podremos entender a nuestros gatos?

Cada cierto tiempo alguien anuncia un libro, una guía o incluso un aparato que prometen que nos ayudará a entender el mensaje que nuestros gatos nos transmiten con sus maullidos.

¿Llegará el día en que tendremos un verdadero traductor para los maullidos de nuestros peludos? Realmente lo vemos muy complicado. Pero para los verdaderos amantes de los gatos, tampoco es tan necesario.

Gatos y maullidos

La mayoría de los felinos no se comunican entre ellos maullando. Utilizan el maullido para avisarse cuando se sienten agredidos, justo antes de gruñir. También lo usan las madres para localizar a sus bebés. Y, claro, está, durante el celo aunque más que maullidos son gritos agónicos. Pero por lo demás, no suelen maullar demasiado.

Sin embargo, los gatos que conviven con personas sí maúllan mucho. Lo hacen para reclamar la atención de sus dueños, para pedir comida e incluso muchos gatos lo hacen como una interactuación.

Son habituales los vídeos en los que alguien habla y su gato le “contesta” con maullidos. Incluso imitan el tono de una canción o dicen algo que suena parecido a una palabra.

Estos pequeños brujitos saben muy bien como ganarse el corazón humano y por eso han aprendido a comunicarse con sus dueños de una manera que saben que les resulta agradable y que además les proporciona lo que reclaman: atención.

Gatos charlatanes

Para la mayoría de los dueños de gatos es fácil entenderles. Saben cuándo están pidiendo algo, cuando solo quieren atención o cuando están tratando de decir algo cariñoso (vale, quizás aquí solo lo están imaginando, pero tú no se lo digas)

Un aparato para entender a los gatos sería fantástico, pero más por poder preguntarles ciertas cosas que querríamos saber sobre ellos que para una comunicación normal, ya que esta se establece claramente.

Hay gatos que maúllan mucho, son charlatanes y todo lo expresan con sus maullidos. Otros prefieren el lenguaje más gestual. Hay algo con lo que  muchos etólogos están de acuerdo, aunque en parte es algo de la personalidad del gato, también tiene mucho que ver con la del dueño.

Si tú les hablas mucho a tus gatos, lo natural será que ellos acaben respondiendo. Y lo mismo que tú entiendes su tono y qué es lo que ellos quieren, ellos también entienden lo que tú les dices y comprenden un gran número de palabras. Otra cosa es que quieran darse por enterados.

0 Comentarios a "Traductores de maullidos"

Deja tu comentario